lunes, 16 de junio de 2008

La mía bida

Contino tos deixo el relato de Lorena Seijo Garcés, la nieta d'el mío amigo Jesús de Baytico, con el que ganó el premio literario d'el IES Sobrarbe en la modalidat d'aragonés, e estoi que cal dar-de difusión. Me'l ha feto arribar Dani, de www.charrando.com Pa's que teniatz curiosidat sobre l'aragonés, tos recomiendo que tos i pasetz, e se queretz sentir charrar es dialectos d'el aragonés (entre altros el tío Baytico) en ixa misma pachina tenetz es enlaces.
Espero que tos faya goyo e, sobre tot, enhorabuena Lorena.


LA MÍA BIDA

Per Lorena Seijo Garcés (nieta del tío Baytico de Bielsa)

Yera una buena tardata del berano e yo que per bien segur me clamo Tresa e tiengo dieziseis añatas, he bibito de contino en iste majo lugar de la billa de Bielsa. Ya tos he dito que yera una buena tardata de berano e yo yere en el cuarto con la guela, que yenos amanando la lana de las guellas pa cardar-la e dimpués fer el fil (pa fer las pedalas pa es ombres que las llebaban con aqueras abarcas de goma, unas altras tamién que yeran abarcas de cuer que no duraban so que nuebe dias, se deziba tres dias con pel, tres sin pel y tres con el piet per el suel). Ya podeban benir pedalas arrienda, que en fundiban tantas como en fenos. Cuan sentiemos trucar en la puerta e yeran las mozetas que beniban a gritar-me. Eban benito una miqueta antes que altros dias.

Qui sabelo contentas que yeran, y yo no sabebe perque, ya que alabez me dizioren que José (el mozet més majo de tota la balle) yera tornato de la tierra planaba e yera tenito que ir apaixentar las guellas de su pai. Dende l´aguerro d´antes no´l ebe bisto més. Cuan me´l dizioren me dio una tremita al corazón de la l´alegria que que tenié. Fuimos correndo, correndo (tanto, que nos tocaban es talons d´es piez en.no cul), ta casa d´er pa mirar si yera arribato, e nos dizió su mai que eba ito enta el rio, que eba llegato puerco, al labar-se la capeza y es piez .

Le diziemos a su mai que, cuan benís que le dezís que yenos estatas alli e que l´esperanos en la plazeta de la ilesia. Al cabo d´un ratet amanixió José, alabez Carmen (la mia millor amiga) brincó correndo e cote foter-le buens besos e buens abrazos. Yo el saludé tota enpensata.

Al cabo d´uns cuantos dias Carmen me dizió que yera salindo con er en secreto e que no podeba dezir-le-lo a dengún. Yo me´n fue correndo desconsolata ta las eslixaderas (las eslixaderas son unas labazas que i hai chunto al rio barrosa zerca del puen de sorripas, que cuan salinos de la escuela, inos ta allí a chamurquiar en l´augua e a eslixar-nos) de allí a una miqueta amanixió José, con que escomenzipiamos a charrar e al momento cutio cutio benió t´anque yere yo pa besar-me con que yo tenebe qui sabelo las ganas de besar-lo me dizió, que perque me apartabe e yo le dizié que no me parixeba bien fer-le ixo a Carmen. Pero l´amor que sentiba yera tan gran, que con tot e con ixo se declaró, dezindo-me que yera enamorato de yo. Yo le respondié, que el sentimiento yera compartito. E con un intenso beso sellamos el nuestro amor. Pasemos chuntos tot el tiempo que podemos e con Carmen dixemos de charrar-nos, pero con las altras salinos igual que antes.

Un maitín metié la radio, bel.la cosa que febe toz es dias, e sintié la pior notizia de tota la mia bida. La guerra yera estallata. I fui correndo a bier a Jose pa dezir-le-lo, en la entrata de la casa d´er i eba ligato un caballo blanco. Entré en la casa d´er, e cutia cutia me fotié en.no comedor, alli yera charrando con un mesache e su mai yera sentata en la catiera plorando. Yo no podebe pensar con claridat, ansinas que torné a foter-me en.no comedor e les conté la notizia.

Ixe ye estato el pior dia de tota la mia bida. José teneba que marchar obligato ta l´exerzito pa luchar en la guerra. Se´n iba dentro de tres dias, ixes tres dias estié con er tot el que podie. Llegó el momento que se´n teneba que ir, e nos despediemos con glarimas en es guellos. Puyó ta un cambión e se´n fue, e yo me i quedé plorando en medio de la carrera. No´l sabebe si el tornaria a biyer, sin poder fer cosa pa que no is ta la guerra. Al cabo de diez dias me llegó una esqueleta d´er e me deziba que se trobaba bien, e que me trobaba muta falta.

En Bielsa, cada dia sentinos las bombas més zerca de nusaltros perque es abions beniban pa bombardeyar, e toz tenenos muto miedo. No tardoren guaires dias en dezirnos que l´altro dia de maitins nos ne tendriamos que ir ta Franzia. Es abions cargatos de bombas no se farían esperar guaire. La suya misión estrecallar el lugar.

De tota la colla fuemos es zaguers en ir-nos de la billa. Ixo fue la calamidat més gran pa nusaltros, bier como deixanos totas las nuestras cosas, toz es nuestros suenios, sin saber perque nos feban tot ixo, pues no enos feto res a dengún. Fue muto dur. Cuan marché, l´unico que me llebé fue la ropa d´es domingos en un pañuelo farder e una foto de José.

En la memoria tiengo grabata, i encara que sían pasatas tantas añatas, me´n recosiro como si fués güe (millor que mutas de las cosas que he feto gue, ¡ya sabez como son las capezas d´es biellos!) cuan inos caminando cara ta Franzia e biebe como es abions s´azercaban poco a poco enzima de Bielsa, e como una boira negra de fumo saliba del lugar. Yera ardendo. En es guellos mios cada bez i eba més glarimas. El camín ta Franzia yera qui sabe de mal, perque i eba muta nieu, e feba muto frior. En el saco una miqueta de ropa e una miqueta de birolla. De cuan en cuan fenos un bocadet e un trago, e dimpués ta debán.Yo ibe con es mios guelos, que yeran bien biellos. Poquet a poquet nos inos azercando ta Franzia.

Cuan lleguemos ta Franzia, la chen nos fayó buen caso, e nos dioren birolla, alli en la clamata “caseta d´archelas”. Nusaltros tenenos alli una chirmana de la mia guela, e nos replegoren pa casa d´ers. Cuan se remató la guerra, nos dizioren que podenos tornar, dica ixe dia totas las nuez yere pensando en José. Al cabo d´uns dias, ya tornó el dia que toz esperanos, podemos tornar ta Bielsa.

Nos tornemos a trobar toz es bezinos e nos despediemos d´es pariens que tenenos en Franzia, e bels belsetans se estimoren millor quedar-se a troballar en Franzia. Per de maitins yenos toz qui sabelo que contentos de tornar ta casa. Perque no sabenos el que nos inos a trobar. Ista bez el camín no yera como l´altra bez. Ista bez tornemos per Canfrán.

Tal y como nos inos azercando pa la billa, el mío corazón se m´estremeixeba, y en la mia cara i eba una sonrisa que se debuixaba, que se me´n fue al bier que tot yera abrasato. Encara s´alentaba ixa mala ablor a la polbora. Nos deixoren en la plaza. Es mios aguelos se´n fueron a caminar per las carreras del lugar, es demés nos estiemos sentatos en la plaza. Sin saber qué fer, al cabo d´un ratet tornoren plorando desconsolatos. Cuan i pienso el que dizió la guela (filla mia agora t´an inos). Estoi que alabez la chen empezipió poquet a poquet a reazionar.

Aquera nuet amallatemos sentatos en las escaleras d´una de las pocas casas que eba quedato en piet. Nos tapanos con uns cobertors biellos e trencatos. Al altro dia de maitins ya empezipianos a refer tot el que podiemos. De nuet nos inos a dormir ta una borda que tenenos en el campo.Yo i fue con un cazuelo t´anque es melitars, que en yera plen el lugar, a bier si me daban una miqueta de rancho, pa sacarnos la fambre, que la birolla yera muto escasa.

Abe muto tiempo que mirabe enta la entrata de Bielsa pa bier si tornaba José. D´allí a uns dias tornó un ofizial a dezir-nos que ixe dia tornarían es soldatos, y pa dezir-nos que un eba muerto en la guerra. Yo nunca abrí quiesto que es estato José. Cuan l´ofizial me dizió que eba estato er, pensé que me moribe.

Me´n fue plorando e desconsolata ta las eslixaderas, anque nos diemos el primer beso mientris plorabe, me tocoren el guembro per dezaga e me rechiré tota espantata, no podebe ni alentar al biyer que yera José, no me´l podebe criyer. Pero si m´han dito que yeras muerto, le dizié..., el respondió que yera una larga istoria e que ya le bagaría de contar-me la istoria de cómo sobrebibió a la guerra, cuan se casasen, pos era yera la muller de la suya bida, con la que quereba fer-se biello. Le fotié un abrazo més gran que nunca e tornanos chuntos ta´l lugar, su mai cuan el biyó se metió a plorar d´alegria, al bier que el suyo fillo yera ileso. Toz chuntos, poquet a poquet fuemos refendo el lugar, e ir seguindo la nuestra vida , en la casa que naixinos.

Gue tiengo 84 an.natas bibo en iste majo lugar de Bielsa, con el mío marido José, perque al cabo de que tornó de la guerra nos amaridanos. No me´l puedo criyer, cómo ha cambiato tot, que me´n acuerdo del mal que el pasemos, pero le tenemos muto amor al lugar e per ixo queriemos tornar a refer la bida allí en.no lugar en que naixiemos.

Cuento que istes episodios de la mia bida, no caiga en l´olbido, anque fue terrible. Agora soi una muller feliz, con la mía familia e las mias amigas. No querrí rematar de contar-tos es mios recosiros, sin pedir–le a Dios, que es buestros chobens guellos no beigan més guerras, si no ye atrabiés de la mirata d´istes biellos guellos.

4 comentarios:

  1. Lo bide y lo leyi l'atro diya en Charrando.com y lo torno a leyer en o tuyo blog como sino l'ubiese leyiu.
    Ye una leutura fresca,ye como un trago na fuen cuan tiens se.
    Felizidades zagala.

    ResponderEliminar
  2. Ye una gran notizia -buenisma-, que una mesacha escriba en belsetán ye sobrebueno (antiparte le fa falta). A beyer si s'anima más y contina escribindo. Encara bi ha asperanza ta l'aragonés. Chicotas purnas que ferán renaxer a flama...

    ResponderEliminar
  3. Plego de leyer-lo y soi alticamau. Muitas felizidades mozeta.

    ResponderEliminar
  4. Bien, ya le diré que tos ha feto muto goyo. Tamién felicitaré a'l güelo, pos ye er qui transmite ixe argüello de charrar el belsetán, no solo la luenga, se no la voluntat de que no se pierda.

    ResponderEliminar